Cómo hacer una Focaccia

La focaccia  es una especie de pan plano  cubierto con hierbas y otros productos. Se trata de un plato muy tradicional de la cocina relacionado con la popular  pizza.



La receta básica de este preparado se cree que procede de los antiguos  etruscos o los antiguos griegos, no obstante es considerado como una famosa delicia de la gastronomía de Liguria, denominada fugàssa en ligur. La especialidad local denominada fugàssa con formàggio en ligur o focaccia con formaggio en italiano se elabora frecuentemente en Recco.

Origen de la Focaccia

El origen de la famosa receta de la Focaccia di Recco se encuentra en la Historia, como sucede a menudo con muchos platos. Parece ser que la localidad de Recco, en la provincia de Génova, durante el siglo XVI, sufrió numerosos ataques de piratas Saracenos que tuvieron muy ocupadas a las tropas que se habían establecido en este lugar.

Precisamente con estos alimentos sencillos obtenidos gracias a un trueque con los pastores de la zona, nació esta mítica focaccia, inventaron esta receta tan amada para dar de comer a niños y abuelos.

A continuación la receta para preparar una deliciosa Focaccia.

Compra y vende Bitcoin en tu localidad y en tu moneda

Ingredientes para hacer Focaccia

  • 1 kg de harina
  • 500 ml de agua
  • 3 cdas de azúcar
  • 1 cdta de sal
  • 8 cdas de aceite de oliva
  • 25 grs de levadura
  • Sal guesa
  • Salvia
  • Romero
  • Orégano
  • Tomates cortados en láminas muy finas

Preparación de la Focaccia

  • En un bol agregar la harina en forma de volcán, agregar la sal y el aceite en los bordes, en el centro agregar el agua, azúcar y la levadura
  • Amasar hasta obtener una masa lisa y elástica.
  • Porcionar de acuerdo al tamaño deseado, dejar reposar por  aproximadamente 10 minutos, colocar en una bandeja previamente engrasada y dar forma, hacer pequeños hoyos con un tenedor.
  • Colocar romero, salvia, láminas muy delgadas de tomate (opcional a gusto), (unas “chispitas” de sal gruesa si gustas) y rociar aceite de oliva, dejar levar hasta que doble su tamaño y llevar al horno en una temperatura 230 C y hornear hasta que esté dorado.
  • Retirar, servir y disfrutar.

Nota: el relleno puede ser según al gusto (mozzarela, mortadela, etc.).





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 


Contenido relacionado:


Ivan

Chef y desarrollador web. Nada como hacer cosas positivas (y hacerlas bien), los viajes, el hiking, el blogging, los aromas de las cocinas activadas, cocinar, buen Heavy Metal y unas cañas con buen tema de conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *