Cómo hacer panecillos de banana y miel

Compartir este artículo:

Estos ricos panecillos hechos con banana y miel de abejas una deliciosa opción de postre o desayuno. Son esponjosos, húmedos y con un sabor dulce y delicioso gracias a la combinación de la banana madura y la miel.

Estos panecillos son perfectos para disfrutar con un poco de mantequilla, crema de queso o incluso con un poco de miel extra por encima. Y lo mejor es que se pueden guardar en un recipiente hermético para disfrutarlos en cualquier momento. ¡Anímate a probarlos y verás que te encantarán!

Cómo hacer panecillos de banana y miel

Ingredientes para el jugo de banana

  • 6 bananas
  • agua

Ingredientes para los panecillos de banana y miel



  • 1 Kg de harina de fuerza
  • 620 g de jugo banana
  • 8 cucharadas de miel de abejas
  • 6 cdas de almendras, o nueces, machacadas
  • 30 g de levadura fresca o 15 g de levadura granulada
  • 2 cdas de azúcar
  • 1 cda rasa de sal marina

Preparación del jugo de banana

  • Pela las bananas y hazlas puré con un tenedor o en el procesador
  • Vierte el puré de banana en una jarra medidora, agrega agua hasta llegar a los 620 cc, reserva
  • Quedará rústico, es la idea

Preparación de los panecillos

ollas nsf en oferta
  • Tamiza la harina y haz un volcán con un cráter bien amplio en el centro
  • Agrega la mitad del jugo de banana en el centro, la levadura, azúcar, nueces o almendras y miel, empieza a mezclar con un tenedor
  • Ve integrando poco a poco los bordes, que no se rompan para evitar la inundación, hasta convertir todo en una sola mezcla, cuando se ponga muy espesa ve agregando poco a poco el resto del jugo, espolvorea la sal poco a poco, por pizcas bien distribuidas mientras mezclas
  • Cuando se integre todo empieza a amasar
  • Empieza a amasar estirando, levantando y golpeando suavemente la masa contra la mesa, buscamos que se integre aire a la mezcla.
  • Continúa amasando hasta obtener una masa consistente y manipulable, elástica y no pegajosa.
  • Espolvoreate de vez en cuando harina en las manos
  • Haz una bola, llévala a un bowl y espolvoréala con harina, cubre con un film plástico o un paño húmedo. Guardalo en un sitio cálido sin corrientes de aire y con poca luz por una hora y media, esto hará que la levadura trabaje contenta y la masa leve y aumente su volumen y cree ese sabor y aroma deliciosos del buen pan
  • Saca la masa del bowl con cuidado, usa una rasqueta o espátula, que no se rompa.
  • Has un cilindro y divide en 10 partes.
  • Enharina una bandeja de horneado
  • Dale forma esférica a las partes de masa, sin aplastarlas, colócalas en la bandeja con una distancia de 3 cm entre sí
  • Cúbrelas con un paño húmedo y déjalas que reposen en el sitio tibio sin corrientes de aire por 30 min
  • Pon el horno a precalentar a 180 grados Celsius o 375 F
  • Hazle un corte en cruz a los panecillos, con una hoja de afeitar o navaja de panadero, vierte un chorrito de miel en medio de la cruz
  • Lleva a horno por 20 minutos
  • retira y deja que enfríen hasta que queden tibios
  • Sirve y disfruta, tibios con mantequilla o con helado….
Compartir este artículo:

Un comentario

  1. Me encantó ese sabor tan sublime, es realmente especial. Yo lo preparé con una parte de harina integral, y también un puñado de pasas, espectacular. Gracias por tu receta es excelente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *