8 consejos para sentirte más saludable en tan solo una semana

Es posible que no hayas tenido éxito en alcanzar tus metas de acondicionamiento físico y los pasos de una estricta dieta durante la temporada de verano, pero puedes seguir una serie de sencillos  consejos que te pueden ayudar a ver y sentirte más saludable.

Seguir estas recomendaciones no significa que te verás convertido en un modelo fitness o de pasarela de la noche a la mañana, pero sin duda puede ayudarte para que empieces a sentirte mejor y a mejorar tu digestión, en tan solo una semana.

Beber suficiente agua

El agua es esencial, ya que regula la forma de cada célula dentro del cuerpo. Si tu organismo no recibe este líquido en cantidades suficientes, los niveles se pueden alterar. Por ello, la recomendación es elegir el agua como bebida predilecta en tus comidas, en lugar de las bebidas endulzadas azúcar, las cuales sólo contribuyen al aumento de peso.






Evitar las dietas liquidas

Si estás considerando una bebida de “desintoxicación” o “jugo de limpieza”, lo mejor es que lo pienses dos veces.

Beber sólo agua, jugo, o cualquier otra mezcla licuada por más de unos días, puede configurar comportamientos de alimentación poco saludables, y a menudo puede conducir a picos y caídas en los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede generar antojos y cambios abruptos de tu estado de ánimo.

“Beber comidas líquidas no fomenta hábitos alimenticios saludables, que son necesarios para el mantenimiento exitoso del peso.” (https://nutricionsinmas.com/7-formas-de-perder-peso-rapidamente-que-no-funcionan/)

Reducir la ingesta de sodio

Para empezar, no ahogues tu sushi en salsa de soja. Demasiada sal en tu dieta puede causar hinchazón y pesadez, por lo que la reducción de la ingesta de sodio puede traer beneficios inmediatos a tu salud.

Evitar eliminar por completo ciertos grupos de alimentos

Existe una diferencia entre reducir el consumo de aquello que comes en exceso o la prohibición de ciertos grupos alimenticios por completo. Las dietas que dependen de evitar  las cosas que comes en exceso y prohibir ciertos grupos de alimentos, suelen traer más problemas que beneficios.

Las dietas que dependen de eliminar ingredientes (como el azúcar o el gluten) pueden llevar a reemplazar esas cosas con otros ingredientes que juegan el mismo rol en el cuerpo (como la miel o los alimentos a base de maíz), pero hacer esto puede ser peligroso si los productos de reemplazo son deficientes en nutrientes.

Llénate de fibra

Las verduras frescas y de alta fibra como el brócoli, los pimientos y las coles de Bruselas, considerados popularmente como superalimentos, son una gran fuente de vitaminas y nutrientes claves, incluyendo la fibra, lo que ayuda a que te sientas lleno y satisfecho hasta la próxima comida.

Los alimentos enteros a base de plantas (frutas, verduras, granos enteros, frijoles, nueces y semillas) son los mejores. Una manera rápida de agregar fibra extra a tu día es espolvoreando chía, cáñamo o linaza sobre cualquier cosa que estés comiendo para darle ese toque adicional.

No te confíes en polvos y píldoras

El problema con los polvos y píldoras de la dieta,  es que a menudo toman algo que una vez fue un alimento completo, como una fruta o un vegetal, y luego lo procesan para separar un ingrediente. Eso sólo está bien para cosas como el cacao en polvo, que tienen nutrientes, pero no debe constituir el grueso de tu ingesta dietética.

No te concentres sólo en las calorías

Concentrarse demasiado en la ingesta calórica también puede ser peligroso,  ya que al hacer esta medición se equipara falsamente a la caloría de un alimento y se le considera exactamente igual que la de otro.

Esto es especialmente cierto cuando se come en restaurantes, muchos artículos bajos en calorías están cargados con sodio, lo que contribuye a retener  agua y puede dejarte sintiendo hinchado.

Piensa positivo

Pensar positivamente acerca de comer y sentirse mejor puede ayudar a motivar a algunas personas a apegarse a un nuevo estilo de vida. En términos de cambiar la forma de comer (se trata mucho más que una “dieta”), se centran en las oportunidades y lo que se puede comer, en contraposición a lo que los alimentos que estás tratando de reducir.

Existen muchos alimentos maravillosos y recetas para explorar, y créelo o no, le puedes coger el gusto a una nueva serie de alimentos.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 



Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *