Vino Marsala en la cocina

El Marsala es el vino más famoso de la región de Sicilia, Italia, donde se encuentra la zona que le da su nombre, Marsala.  Varias recetas nos piden Marsala, pero ¿podemos sustituirlo en caso de no tenerlo a la mano en ese momento?




Una respuesta con sentido común nos diría que no; pero podemos buscar otros con un sabor muy parecido que nos saquen de la emergencia e incluso combinar para buscar aproximarnos a su sabor.

Un poco acerca del vino Marsala

Marsala es una región verde y rica en naturaleza donde se producen este vino único en su estilo. Razón por la que se le otorgó la Denominación de Origen Protegida desde el año 1969.

Este vino es el resultado de uvas blancas grillo, la catarrato y la inzolia para las variedades ambra y oro y la Inzolia y para la variedad rubino se utilizan uvas tintas como la nero d’avola y la pignatello.

El marsala se elabora añadiendo al vino blanco local, algún vino endulzante hecho de uvas semisecas y luego se agrega mosto sin fermentar. Seguidamente, se calienta lentamente hasta espesarlo y que tome su color caramelo característico. Para después ser madurado por cinco años, durante los cuales toma una coloración oscura, aunque en su origen fuera vino blanco. Algunos de los vinos más finos pueden madurarse por el sistema de solera, como se hace con el Jerez.

En base al alcohol y al envejecimiento tenemos:

comprar 4Life y vender 4life
  • Marsala Fino: Con 17 grados y 1 año de envejecimiento
  • Marsala Superior: Con 18 grados y 2 años de envejecimiento
  • Marsala Superior Reserva : Con 4 años de envejecimiento
  • Marsala vírgen: Con 5 años de envejecimiento
  • Marsala Extraviejo: Con 10 años de envejecimiento

El marsala dulce es un vino que se usa mucho para realizar postres. Se sirve a una temperaturad de 18 grados centígrados y es especial para realizar Sambayón. El Marsala seco acompaña perfectamente antipastos, quesos y en este caso se sirve a 10ºC. El Marsala fino se usa para preparar salsas y recetas saladas.

Alternativas al Marsala en la cocina

Entonces, podemos usar vinos cuyos principios de fabricación y/o sabor son similares:  jerez o vino Madeira.

Y si no tienes los anteriores entonces revisa si tienes brandy, puedes mezclar el brandy y zumo de uva y así obtener un falso Marsala. Utiliza 12 partes de zumo de uva  por una parte de brandy, o un tercio de taza de zumo de uva y una cucharada de coñac.

Recuerda que estamos  fingiendo el sabor, no hay sustituto para el Marsala.

Si tienes Marsala (un verdadero Marsala), felicitaciones. Esa botella dura mucho tiempo, porque el vino Marsala está fortalecido, ya que tiene una gran cantidad de alcohol. Manten tu vino de Marsala en un lugar fresco y oscuro.




Contenido relacionado:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *