Tipos de whisky irlandés: características y diferencias

El whisky es uno de los destilados con más historia y tradición que ningún otro. Aunque la mayoría de las personas conocen el famoso scotch, y por ello suele ser considerado el primer whisky del mundo, en realidad el whisky se originó en Irlanda hacia el siglo XV, cuando los monjes comenzaron a destilar esta icónica bebida, la cual ha ido evolucionando y dando paso a diferentes tipos de whiskies.

Actualmente podemos decir que existen cuatro estilos de whiskies irlandeses, los cuales tienen ingredientes característicos, así como una elaboración y añejamiento únicos.

Los 4 tipos de whiskies irlandeses que debes conocer

1. Single Malt

El single malt o whisky de una sola malta es uno de los consentidos entre los conocedores, ya que suelen ser considerados “puros” al ser elaborados en una sola destilería.

El ingrediente que se utiliza para crear un whisky de malta es la cebada malteada, la cual es destilada tres veces en un alambique de cobre hasta alcanzar un 85% de ABV. Luego, el líquido es llevado a una barrica, donde reposará por tres años y un día, el mínimo legal para ser considerado whisky.

2. Single Pot Still

Este whisky también proviene de una sola destilería; sin embargo, sus ingredientes se diferencian ampliamente. El single pot still está hecho de un 30% de cebada malteada, 30% de cebada sin maltear y un máximo de 5% de otros granos.

El resultado también atraviesa un proceso de triple destilado en un alambique de cobre para después pasar a la etapa de añejamiento.

3. Single Grain

Entre los diferentes tipos de whiskies, el single grain suele ser el más desconocido, dado que el 99% del whisky de un solo grano es aprovechado para elaborar blended whiskies. Por ello, su presencia en el mercado es casi nula.

El grano más utilizado en este destilado es el maíz, pero también es común usar trigo, centeno y avena. La destilación se hace en columnas de acero inoxidable, lo cual es más rentable, pero no favorece mucho el desarrollo de aromas y sabores; llega a alcanzar un 94.8% de ABV.

Debido a que los aromas que se forman en el single grain son muy fuertes y menos pulidos, tienen que ser añejados desde 20 hasta 50 años en barrica.

4. Blended Irish

Por último, pero no menos importante ni conocido, es el blended irish, el cual se hace a base de whisky de malta y otros granos sin maltear. La diferencia principal que tiene ante el single malt, es que el líquido que lo conforma proviene de distintas destilerías.

El blended irish es destilado tres veces en alambique de cobre y es embotellado a un mínimo de 40% ABV, para luego pasar al añejamiento.

Aunque el single malt tiene fama de ser mejor, en realidad las etiquetas blended también pueden tener una cualidad premium que nada tienen que envidiar a los single malt.

¿Cuántos de estos tipos de whiskies conocías?

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Chef Cubiro

Clic para ir a mi ---> Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.