Confituras de limón

Esta receta es super fácil, y seguramente de ser posible siempre tendrás uno o dos frascos con estas confituras de limón en tu cocina.






 

Ingredientes:

  • 5 limones amarillos (limón Meyer), o 2 naranjas de cáscara gruesa (california)
  • 2 tazas de azúcar
  • 3/4 de cucharadita de cremor tártaro

Empecemos, nuestras confituras las haremos con las cáscaras de los limones, preparemos entonces las cáscaras:



Lavamos bien los limones y haremos un corte longitudinal en cruz a los limones

pelando el limon
Con las manos desprendemos las cáscaras de los limones, salen 4 segmentos por cada limón
Trata de dejar la máxima cantidad posible de parte blanca a las cáscaras
Preparación:

  • En una cacerola pequeña pon agua a hervir, cantidad suficiente para que cubra a las cáscaras
  • Cuando hierva agrega las cáscaras y déjalas hervir por 2 minutos
  • Retíralas y cuélalas
  • Enjuaga las cáscaras con agua fresca
  • Enguaga la cacerola y vuelve a repetir la operacion de hervir, colar y enjuagar, 2 veces. En total esto se hace 3 veces

cascaras-en-cuartos

  • En una cacerola mezcla las 2 tazas de azúcar, 2 tazas de agua y la 3/4 de cucharadita de cremor tártaro.
  • Lleva a fuego lento, revolviendo con frecuencia. El jarabe de azúcar debe quedar claro
  • Ahora a trabajar con cuidado que este jarabe está muy caliente
  • Agrega las cáscaras al jarabe de azúcar, si falta líquido agrega agua suficiente para que cubra las cáscaras
  • Cocina a fuego lento durante una hora, se debe formar un jarabe denso y las cáscaras ponerse traslúcidas y tiernas, en este momento la temperatura debe estar por los 230 °F (110 °C)
  • Para probar como está, retira una cáscara con cuidado, deja que enfrie y prueba, debe ser un mordida fácil y suave
  • Si aun falta, agrega un poco mas de agua y dale hervor hasta que esté en su punto
  • Al estar listas, apaga el fuego, retira con cuidado las cáscaras y colócalas separadas sobre una rejilla
  • Al enfriar, corta las cáscaras en tiras finas

secando las confituras de citricos

  • Deja las cácaras sobre una rejilla toda la noche, para que sequen bien
  • Al día siguiente, en un bowl con azúcar suficiente agrega unas cuantas cáscaras y mueve para que se impregne de azúcar, retíralas y repite hasta terminar con las demás cáscaras
  • Guárdalas en un recipiente de vidrio bien sellado en el refrigerador
  • Estarán listas para disfrutarlas al 2do día de haberlas guardado

Enlaces relacionados:

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.