Las misteriosas ruinas de Marcahuasi ¿restos de una civilización perdida?

Las misteriosas ruinas de Marcahuasi albergan innumerables “estructuras” curiosas que se dice fueron talladas, hace miles de años, por una civilización avanzada y desconocida que habitaba la Cordillera de los Andes.

Conocidas como ruinas de Marcahuasi, son un grupo formaciones en rocas de granito, ubicadas en una meseta en la cordillera de los Andes, en Perú. Estas piedras macizas son notables por sus formas y formas curiosas, únicas de la cordillera de los Andes.




¿Qué son las formaciones de Marcahuasi?

Se han propuesto varias teorías sobre lo que pueden ser las figuras en Marcahuasi. Para algunos autores y exploradores, estas estatuas enormes fueron talladas en el pasado distante por una antigua civilización que habitaba la cordillera de los Andes.

Otros afirman que solo son obra de la madre naturaleza,  y que sus similitudes con animales, humanos y otras formas son el resultado de Pareidolia.

Un rompecabezas de piedra enorme

Perú contiene mucho lugares que aparte de milenarios son un misterio en cuanto a explicar quiénes construyeron algunas estructuras.

Ubicadas a unos 80 kilómetros de Lima, y ​​a una altitud de 4.000 metros, las llamadas ruinas de Marcahuasi son un rompecabezas sin resolver que ha cautivado el interés y la imaginación de los autores desde su descubrimiento.

Las misteriosas ruinas de Marcahuasi
Mucha similitud con un rostro humano

En Marcahuasi, para muchas personas, estas antiguas “ruinas” marcan el lugar de uno de los sitios místicos más importantes, prominentes y enigmáticos del Perú.

Quizás el sitio se describa mejor como un bosque de piedras en medio de la meseta andina. Sin embargo, las piedras son diferentes a cualquier otra formación geológica en cualquier otro lugar del planeta.

Lleno de formas curiosas creadas por la naturaleza o las manos humanas, Maracahuasi es el hogar de innumerables rocas que parecen haber sido talladas y esculpidas en las montañas andinas. Cuando se observa desde un punto de vista o dirección específico (y en condiciones de iluminación adecuada), podemos presenciar lo que se describe mejor como una enorme “biblioteca en piedra”.

Puntos de vista encontrados

Diferentes autores e investigadores tienen diferentes puntos de vista sobre Marcahuasi. Para algunos, no son más que formaciones naturales que los humanos identifican con formas bien conocidas. Para otros, son evidencia de civilizaciones altamente complejas que existen en América del Sur antes de la historia escrita.

El enigmático sitio fue explorado por primera vez en 1952 por Daniel Ruzo, un explorador peruano. Fue él quien descubrió e identificó las curiosas formas de las rocas en la cordillera andina.

Ruzo creía que las formaciones rocosas de Marcahuasi fueron esculpidas por una civilización antigua extremadamente avanzada que existía en la zona. Muchas personas que han viajado al sitio para ver las ruinas por sí mismas están de acuerdo con Ruzo. Y es que ¿cuáles son las probabilidades de que haya tantas rocas parecidas a animales, humanos, símbolos religiosos u otras formas?

Mientras Ruzo investigaba más el sitio, desarrolló una teoría de que en el pasado distante existía en la región una cultura altamente avanzada, hasta ahora desconocida, que llamó la “Civilización Masima”.

La civilización Masima supuestamente eran los guardianes de una religión panteísta que conecta sus orígenes con todas las demás civilizaciones antiguas del mundo. Ruzo continuó y publicó todos sus descubrimientos en su libro: “Marcahuasi: la historia fantástica de un descubrimiento“, en 1974.

Ruzo estaba convencido de que las antiguas ruinas llevaban un mensaje codificado que nos queda por descubrir.

A pesar de los intentos de Ruzo de descifrar el significado y el mensaje de las “esculturas”, Ruzo aseguró que solo había podido fotografiar y estudiar el 10% de los monumentos de Marcahuasi.

Estas majestuosas esculturas monolíticas destacan por el hecho inexplicable de que, dependiendo del ángulo que las mires, la fecha del año y las condiciones de luz presentes en el día, cada una de las esculturas muestra más de una imagen diferente.

Incluso hay un área en el sitio que se conoce como el “Monumento a la humanidad”, donde puedes identificar hasta catorce caras diferentes durante el día, y dos figuras solo visibles a la luz de la Luna.

El sitio también alberga el llamado “El Cóndor”, una formación “geológica” que varía en forma cada sesenta grados; otros como “El Felino” solo se pueden ver en la semana del solsticio de invierno.

Además, incluso hay un “monumento” denominado la “Reina Africana” en Marcahuasi que ha sido comparado en numerosas ocasiones con la Gran Esfinge de Giza.

Marcahuasi también alberga una misteriosa formación llamada “Tawaret”, una supuesta estatua que se asemeja a la diosa egipcia del mismo nombre.

Otra curiosa formación rocosa en Marcahuasi que se asemeja a un dios egipcio: Tawaret. Crédito de imagen History Channel

Se ha teorizado que todas las antiguas ruinas en Marcahuasi tenían una conexión con civilizaciones como el antiguo Egipto.

Otras formaciones rocosas en Marcahuasi, como la “Cara de Marcahuasi”, incluso se parece, según algunos autores, a al famoso “rostro en Marte“.

Energía y poderes curativos en Marcahuasi

Muchas personas argumentan que, además de ser el hogar de innumerables “estatuas” antiguas, las supuestas “ruinas” de Marcahuasi incluso tienen poderes curativos. El sitio supuestamente alberga docenas de misteriosos vórtices de energía.

Hay historias de investigadores que visitaron las ruinas y detectaron la existencia de más de veinte vórtices de energía. Estos supuestos centros de energía poseen diferentes cualidades o funciones.

Se cree que hay alrededor de diez centros de energía que funcionan durante el día, en días o semanas específicos. Además, se dice que otros centros de energía se vuelven poderosos dependiendo de las diferentes fases de la Luna y que poseen poderosos poderes curativos.

¿Qué son las figuras de Marcahuasi?

Entonces, ¿todos estos misteriosos “monumentos” son realmente el resultado de Pareidolia y nosotros los humanos identificando formas similares en la naturaleza? ¿O, como afirmó Ruzo, el sitio de Marcahuasi era, de hecho, una enorme biblioteca tallada en piedra, abandonada por una civilización antigua y desconocida que habitó las montañas de los Andes hace miles de años?

¿Qué crees que sean ?¿Has tenido oportunidad de visitar estas misteriosas formaciones? Participa opinando y comparte.




¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 

Contenido relacionado:


Ivan

Iván actualmente es escritor senior en Chef Cubiro. En otras ocasiones se desenvuelve como Chef de Cocina Internacional en reuniones privadas. También es escritor senior para los sitios Teraweb y Tecnobits. Antes de su carrera Blogger, fue Programador, Consultor Web, Cocinero en el Embassy Suites Hotels (Hilton) y Diseñador Gráfico. Puedes encontrarlo en Facebook y   Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *