Guía para aprender a pedir descuentos

Todos sabemos que cuando en una tienda figura la palabra “descuento” es como si esta fuese mágica y las ventas se impulsan. Pero, ¿qué ocurre cuando no hay ninguna palabra de descuento e igual queremos obtener el producto por un costo más bajo?, ¿cómo podemos pedir un descuento exclusivo para nosotros?





Muchas personas son extrovertidas y piden descuentos de manera inmediata a los vendedores, pero para quienes no han podido perder la timidez esto es un poco más embarazoso, por lo que desearía superar esta barrera y empezar a ahorrar un poco de dinero.

Pedir una rebaja en el costo de algún producto no es una práctica nueva. Al contrario, unos siglos atrás la forma de comercio más popular era la del trueque, en la que se intercambiaban cosas tratando que fuesen de un valor similar, ya que los costos no se encontraban fijados como ahora.

Compra y vende Bitcoin en tu localidad y en tu moneda

En la actualidad, muchas personas que acuden a comprar un producto tratan de negociar con el vendedor a fin de llegar a un pacto favorable en el que ambas partes ganen. Pero, quienes sienten pena también se sienten frustrados al saber que otras amistades han comprado en los mismos sitios a un precio menor.

A continuación presentaremos algunas técnicas que se pueden emplear para pedir descuentos que, más que un curso para superar la timidez, se enfocan en aprender a solicitar una disminución en el coste real de los artículos para conservar un poco más de dinero y contar con ese “extra” que puede ser útil para otras cosas.

Consejos para pedir descuentos

1 –  Investiga antes de comprar

Esto es una ley casi universal. No puedes comprar en el primer negocio que visitas. Si verificas los precios por varios sitios, tendrás una mejor idea del precio que te conviene pagar, y también podrás determinar hasta qué monto puedes pedir descuento.

2 -Empieza a conversar con el vendedor

Luego de observar el resto de los productos que tiene en el negocio. Posteriormente, dirígete hacia el artículo que quieres comprar y pregunta al vendedor: “¿Qué es lo mínimo que podría descontarme?” o “¿podría ofrecerme un descuento?”.

3 – Sugiere un precio

Esta es otra de las técnicas que podrías aplicar. Por ejemplo, puede decir: “le pago $15.00 ya mismo”. Si el vendedor está realmente interesado en salir de esa mercancía, y le estás ofreciendo un buen precio, seguramente no dudará en aceptar el precio que estás sugiriendo. Si este precio no le resulta satisfactorio, pero aun así desea vender, entonces él será quien haga otra sugerencia en base a esa oferta que ya tú acabas de proponer.

4 – Sé razonable

El hecho de pedir un descuento no quiere decir que el vendedor tenga que regalar la mercancía, así como tampoco debes molestarte si no aceptan tus sugerencias de precio, o si sencillamente responden con un “no” a tu petición de rebaja. Para evitar esto, trata que lo que propones como precio inicial sea razonable, o que forme parte de un mínimo descuento, ya que, si sugieres que te vendan la mercancía a la mitad del precio, o mucho menos, esto sería un insulto para el vendedor.

5 – No muestres excesivo entusiasmo

No muestres demasiado entusiamo por la mercancía que deseas llevar. Además, hay muchos otros lugares donde podrías encontrarla, si demuestras sentir mucha emoción al verla el vendedor constará que eres tú quien tiene más necesidad en comprarla que él en venderla, por lo que no cederá a una petición de descuento y sólo estará esperando que tú saques el dinero de tu cartera par apagar el precio que él exige.

6 – Si tu compra es grande será mucho mejor

Para ti porque el vendedor no podrá hacer mucha resistencia cuando solicites un descuento, ya que tendrá muchas ganas de hacer una venta grande como la que tú llevas.

7 – No ruegues toda la vida

Si ya han transcurrido unos 8 minutos y todavía el vendedor no accede a bajar el precio, entonces vete por la puerta grande. No tiene sentido que permanezcas allí rogando toda la vida porque es un hecho evidente que el producto conservará su precio original.

Al momento de hacer una oferta inicial, permanece un momento en silencio para dar oportunidad a que el vendedor te informe si acepta o no, o si te propone otro tipo de descuento, pero mantén la serenidad y nunca actúes bajo desesperación en el arte de hacer una negociación.

Antes de solicitar un descuento

Antes de solicitar un descuento, tal como hemos mencionado:

  • Debes conocer los precios que se manejan en el mercado para ese producto en específico que deseas llevar para asegurarte que tu oferta es razonable.
  • Ten presente que tampoco se trata de un juego de poderes en el que alguien tiene que ganar o perder, sino simplemente de que puedas ahorrar un poco de dinero.
  • Tampoco juegues con la calidad del producto, ya que esta es importante. Es decir, si deseas es una baratija, sabes que eso no durará mucho tiempo, pero si deseas es un producto de buena calidad y que sea duradero, pues esto debe pagarse.

Márchate del lugar cuando sientas que no vas a obtener un descuento, o si notas que no deseas el producto tanto como para pagar el precio que el vendedor persiste en conservar.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 


Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *