5 Reglas Básicas de la Cocina Antienvejecimiento

¿Quieres piel brillante, cabello brillante, ojos brillantes, un cuerpo delgado y altos niveles de energía. Bueno, la manera más rápida y eficaz de lograr esto es cambiar lo que comes.  Veamos 5 reglas básicas de la Cocina Antienvejecimiento para vivir saludables.





El envejecimiento es solo 25% genético.

Los síntomas típicos del envejecimiento se consideran ahora alrededor del 75% del daño celular acumulado debido al estilo de vida y la dieta, mientras que solo el 25% es genético.

5 Reglas Básicas de la Cocina Antienvejecimiento

1.- Adiciona alimentos crudos a tu dieta

La adición de alimentos crudos a tu dieta es esencial para asegurar su actividad enzimática, la nutrición y la vitalidad general.  Con los alimentos crudos puedes garantizar la presencia de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Cocinar alimentos a más de 118 ºF (48 º C) puede matar las enzimas naturales que son esenciales para la digestión y reparación.

Trata de comer al menos una comida cruda al día.

2. – El azúcar es un enemigo

¿Cómo puedes evitarla? Puedes obtener dulzura en los alimentos mediante la adición de pasta de albaricoque hecha en casa en lugar de azúcar procesada, mediante el uso de azúcares naturales de frutas secas.

También haciendo concentrados de frutas (hervir y reducir la fruta hasta lograr consistencia) añadir al jugo o la pulpa como un edulcorante.

3.-  Disminuir la sal en las comidas

Considera cocinar con poca sal, usa verduras que dan un toque salado sin añadir nada de cloruro de sodio.

Utiliza las algas marinas, curri, zumo de limón, espinacas cocinadas al vapor y con un mínimo de sal, si es posible sin ella.

4.- Evita cocinar con grasa

Trata de cocinar sin grasa siempre que sea posible, especialmente las grasas “malas” que cambian su estructura cuando se calientan para producir radicales libres antioxidantes (es decir aceite de maíz, cártamo, soja, girasol y aceites genéricos).

En su lugar, usa aceite de coco o aceites que contienen principalmente monosaturatos (colza, aguacate o aceite de oliva), que son más estables cuando se calientan.

Cuando quieras hacer  verduras horneadas (patatas, batatas, remolachas, cebollas, etc) simplemente colocarlas en el horno (sin aceite), son naturalmente deliciosas.

5.- Cocinar al vapor los alimentos

Es fácil. Coloca una sartén o una cacerola a fuego medio durante unos minutos hasta que esté caliente, pero sin humear.

Pon media cucharadita de aceite en la sartén, para cubrirla y evitar que se pegue.

Agrega 4-6 cucharadas de agua (o más si así lo requieres).

Espera hasta que el agua esté burbujeando, apenas ocurra agrega cualquier alimento que quieras freír y cocínalo como lo harías normalmente.

Súper bajo en calorías y muy bueno para la salud.







¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 


Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *