Cómo ahorrar dinero en el supermercado (6 tips básicos)

El gasto principal de todo individuo, es la comida. Cuando vamos a un supermercado o sitio de víveres, llenar una simple canasta es bastante difícil, especialmente cuando queremos comprar algunos alimentos que se nos antojan más que el simple hecho de necesitarlos en casa.





Personalmente cuando hago mis compras semanales, para mí es una decisión difícil si llevarme o no ese paquete de galletas que vi en el pasillo 4, pero cuando veo todo lo básico que necesito comprar, muchas veces no me alcanza para el pequeño antojo que quiero satisfacer. Por ello, intento ahorrar lo más que puedo en mis compras para así darme mis gustos, no sólo en la comida sino también en otras actividades.

Si no sabes cómo hacerlo ya que, cuando ves la pimienta compras otro poco porque no recuerdas si se terminó o cuando vas a escoger los vegetales, lo cierto es que son algunos deslices que aunque parezcan pequeños, evitan que ahorres dinero. Por ello, quiero darte algunos tips para que puedas quedarte con varios billetes más en tu cartera.

Cómo ahorrar dinero en el supermercado (6 tips básicos)

1.- Haz una lista

Aunque no lo creas, el hecho de olvidar si tienes algo o no en casa, te lleva muchas veces a comprar más cantidad de algo cuando posiblemente no hace falta, evitando así, que dejes de adquirir otros productos que no tienes en casa.

Así que antes de salir, revisa todo lo que tienes en tu casa y ve escribiendo una lista de las cosas que faltan o están por acabarse para que de esta forma, sepas con certeza que necesitas comprar.

2.- Cupones de descuento

¿Nunca contaste la cantidad de cupones para alimentos que se encuentran en tu revista favorita? Pues deberías. Estos son como ofertas, imagínate poder comprar las 2 latas de atún que quieres con un cupón que sólo tomó 1 minuto recortar.

Lo cierto es que este método es bastante útil y puede ayudarte a ahorrar grandes cantidades de dinero. Mientras más cupones tengas, menos dinero tendrás que sacar de tu cartera.

3.- La marca no es importante

Si bien muchos productos que son de marcas reconocidas suelen ser de calidad, eso no quiere decir que los de marcas blancas o diferentes a las que ves por televisión no sean de la misma calidad o incluso mejores.

Muchas veces nos dejamos engañar por una presentación bonita cuando otros productos que no pasan por comerciales, son más económicos. Para determinar si estás comprando lo mismo donde sólo difiere la marca, lee las tablas de contenido e ingredientes, también puedes consultar con alguien que conozcas o incluso los otros comensales si en realidad vale la pena comprarlo.

4.- No compres productos precocinados o hechos

Muchas veces la comida rápida se aprovecha de nuestra hambre o pereza. Si vas a supermercado sin haber comido antes, los antojos y los alimentos apetitosos a primera vista te jugarán en contra.

Los productos ya cocidos o prácticamente listos para comer, son muchos más costosos que comprar todos os ingredientes y hacerlos nosotros mismos, un ejemplo perfecto de ello son las ensaladas. Con lo que cuesta un paquete que alcanza sólo para una o dos porciones, puedes comprar una lechuga y unos cuantos tomates, hacerlo tú mismo en casa y será mucha más cantidad que la del empaque.

5.- No vayas con niños

No existe niño que no se antoje de varias cosas al visitar el supermercado y tú como buen papá o mamá, no podrás evitar comprar al menos un simple caramelo.

Además de gastar dinero para cumplir ciertos caprichos de los niños, pierdes tiempo al hacer las compras, y recuerda, el tiempo es dinero. Por eso, intenta ser puntual a la hora de ir al supermercado y evita llevar a tus hijos o algún niño.

6.- Corta, raya y prepara en casa

Cuando vas a la carnicería o a la nevera donde se encuentran los vegetales ya picados, pregúntate, ¿realmente no puedo hacerlo yo? La comodidad se paga, pero realmente preparar los alimentos por tu cuenta te ahorra dinero en gastos innecesarios.



Picar las verduras, vegetales y rayar el queso, son cosas que a la hora de cocinar, no te quitará ni 5 minutos. Pagarle a alguien para que lo haga o tomar los ya preparados, te hará a la larga, gastar más dinero que podrías haber invertido comprando otro producto.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 

Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *