3 recomendaciones para tener estabilidad como escritor freelance

Conozco muchas personas que trabajan por internet ofreciendo diferentes servicios que estén dentro de su área de experticia y les va relativamente bien. También, conozco a otros que solo ofrecen un servicio; por ejemplo solo subtitulaje o solo redacción y han logrado obtener una cartera de clientes que le permite mantenerse estables gracias a la calidad, así como ética de su trabajo. Mira el secreto para ser el mejor en lo que haces.





También conozco a otros que, a pesar de ser muy buenos en sus respectivas áreas, no logran mantener un número de clientes activos que les proporcionen estabilidad financiera y laboral. A veces tienen días en los que están excesivamente ocupados, con una carga de trabajo que prácticamente no pueden manejar, mientras que otros están esperando que les caiga algún trabajo del cielo por misericordia de Dios.

Al final, lo más común es que estas personas opten por dejar el trabajo freelance, y traten de entrar al mercado laboral como empleados con el fin de disfrutar de un pago fijo semanal o quincenal. Creen que de esta manera pueden sentirse más tranquilos y estables.

La verdad, es que también puedes encontrar estabilidad trabajando como freelancer si sigues los siguientes consejos:

3 Recomendaciones para tener estabilidad como escritor freelance

1.- Valora tu trabajo

Puede que al principio debas aceptar trabajos remunerados pobremente con el fin de aumentar tu experiencia y entrar en el medio profesional. Lo que debes tomar en cuenta es que, si conviertes los precios bajos en uno de tus estandartes, entonces los clientes te reconocerán por barato y no por bueno.

Valora tu tiempo, tus conocimientos, la experiencia que tengas en el tema, tu disposición, educación y ten seguridad en ti mismo para que puedas expresarla a los demás. Si estás buscando convertirte en un redactor profesional necesitas una reputación que sea atractiva para el tipo de cliente con el que quieres trabajar. Eso nos lleva al siguiente punto:

2.- Define tu cliente ideal

Es importante que tengas claro el perfil de las personas con las cuales te gustaría trabajar. Esto te ahorrará muchos dolores de cabeza. Por ejemplo, define si prefieres que sea un cliente comunicativo o uno que te deje toda la libertad; un cliente al que le importe la calidad y esté dispuesto a pagar por ella o uno que solo quiera salir del paso por unos pocos dólares -entre muchos otros factores-.

Tú estás ofreciendo un servicio, así que debes saber a quién va dirigido, cual es la necesidad que vas a satisfacer. Si quieres apuntar a clientes grandes y exigentes, tu calidad debe ser acorde al público con el que quieres tratar.

Cuando defines a tu cliente ideal, también evitarás perder tiempo y esfuerzo en propuestas estériles y en relaciones de trabajo negativas. Si tienes tu cliente ideal definido y aceptas trabajar con alguien que definitivamente no encaja en esos parámetros, deberás saber que lo más probable es que los resultados sean diferentes a los que esperas.

3.-Fija una cuota de tiempo mínima diaria de trabajo

Así no tengas trabajo para algún cliente en específico, dedica esta cuota mínima que te has establecido a:

  • Escribir propuestas de calidad
  • Publicar en tu blog personal
  • Buscar colaboraciones con otras páginas webs
  • Ofrecer tus servicios a través de plataformas de reclutamiento
  • Trabajar en tu portafolio profesional, entre otras opciones.

Lo importantes de todo esto es que sigas activo, para que no te enfríes ni sientas que no vas a ninguna parte. Aprovecha esos momentos al máximo porque luego cuando tengas una cartera de clientes considerable, será difícil que puedas acceder a ese tiempo de desarrollo personal y profesional. Además, todas esas tareas serán importantes para atraer nuevos clientes.



Si estás comenzando como redactor, quizá la mayoría del tiempo se te va a ir en esto en vez de estar realizando escritos pagados, aun así, esto va a ser vital para tu crecimiento, para que adquieras experiencia y por supuesto, para que consigas clientes. Si te está costando y ya has pensado en rendirte, mira en Gananci 4 razones para motivarte a seguir a pesar de las dificultades.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 

Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *