Victorinox y Wenger, una historia en común

La historia de las empresas Wenger y Victorinox está ligada casi desde sus inicios, y viene con el origen de la navaja suiza, veamos algo acerca del tema y aprendamos a conocerlas un poco más y a diferenciarlas.


Wenger y Victorinox, una historia en común.

Fue la necesidad del ejército suizo la que impulsó la fabricación de una herramienta multipropósito. En 1886 la Fuerza Armada suiza precisaba de un instrumento que pudiera cortar y a su vez le permitiese desmontar el rifle que empleaban en sus operaciones militares. Con tal fin, fue el cuchillero Karl Elsener quien en 1891 impulsó la fundación de la Asociación Suiza de Cuchilleros en la que participaron unos 25 empresarios suizos. Desde esta asociación se fabricó la navaja con la que se abastecería al ejército suizo, la llamada “navaja de soldado”. Esta herramienta poseía un mango de madera e incluía varios útiles que pasarían a formar parte de las míticas piezas de una navaja suiza: destornillador, cuchilla, sacabocados o escariador y abrelatas. Sin embargo, el sueño de la Asociación Suiza de Cuchilleros se truncó tempranamente debido a que no podían atender a la alta demanda por parte del ejército; además una empresa alemana situada en Solingen comenzó a fabricar este nuevo “cuchillo multiherramientas” a un precio más bajo. Estos acontecimientos precipitaron la quiebra de la Asociación.

Navaja de soldado fabricada en 1891 por la Asociación Suiza de Cuchilleros liderada por el fundador de Victorinox Karl Elsener
Navaja de soldado fabricada en 1891 por la Asociación Suiza de Cuchilleros liderada por el fundador de Victorinox Karl Elsener
Karl Elsner, fundador de Victorinox
Karl Elsener, fundador de Victorinox

Nace Victorinox

Sin embargo, el empeño de Karl Elsener no cesó. Este artesano suizo auxiliado por el apoyo económico y moral de familiares y amigos logró mantener la producción de su propio taller, ya fundado en 1884. La “navaja de soldado” tenía aspectos mejorables, por ello Elsener continuó trabajando sobre la misma e innovando. El 12 de Junio de 1897 se registró la llamada “Navaja Suiza para Oficiales y Deportes” más ligera y elegante; aunque la mayor innovación de esta navaja fue que con dos únicos resortes logró incorporar seis utensilios (a los cuatro anteriores que incluía la “navaja de soldado” se añadió un sacacorchos y una cuchilla). Esta navaja suiza no tuvo tanto éxito como la primera ya que el ejército no la adoptó como parte de su equipamiento militar. La empresa de Elsener continuó trabajando, en 1909 adoptó su denominación definitiva y su logotipo. Victoria Elsener-Ott, madre de Karl falleció, y en honor a ella se eligió “Victoria” como razón social para la empresa. Años más tarde, concretamente en 1921 cuando se descubre el acero inoxidable y la empresa de navajas y cuchillos “Victoria” comienza a emplearlo en sus fabricaciones, se adoptará la denominación definitiva de la empresa: Victorinox.

 

Surgimiento de Wenger

El devenir de la empresa Victorinox no transcurrió en solitario. En 1893 la industria Paul Boechat y Cía, segunda empresa cuchillera de Suiza, comenzó a fabricar una navaja para el ejército suizo similar a la que producía Victorinox. Esta empresa sería liderada años más tarde por Theodore Wenger y se consolidaría en el mercado ofreciendo una dura competencia a las navajas Victorinox. La industria cuchillera Wenger tenía su sede en el valle de Delémont, situado en el cantón de Jure; mientras que su adversario Victorinox se sitúa en el cantón de Schwyz. Entre ambos cantones suizos existían rencillas por sus diferencias, la principal era el habla: en Jure el francés y en Schywz el alemán. Para evitar enfrentamientos el gobierno de Suiza decidió un acuerdo para encargar la mitad de la producción de navajas a Wenger y la otra mitad a la competencia. De acuerdo a este reparto se fijó el lema de cada una de las cuchilleras. La empresa Victorinox denominó a sus navajas como la “navaja original” del Ejército de Suiza; y por otro lado Wenger que empleó la descripción “la navaja genuina” del Ejército de Suiza.

Dos fabricantes de fama mundial

Ambas industrias fueron fabricando nuevos modelos e incorporando ideas nuevas en un intento de mejorar el producto original. Con su tesón y esfuerzo lograron afianzarse como los artesanos navajeros suizos por excelencia. Y gracias al esmero y cuidado con el que elaboran sus piezas la navaja suiza ha alcanzado fama mundial. Sus productos se extendieron por gran cantidad de territorios llegando a Estados Unidos, Japón, México, Brasil, Polonia, China… En la actualidad podemos adquirir navajas y cuchillos Wenger o Victorinox casi en cualquier punto del planeta.

En el año 2005 la empresa Victorinox adquirió Wenger S. A. asegurando la sede de producción en Suiza, sin embargo, se decidió respetar las marcas, por ello podemos adquirir en el mercado navajas y cuchillos Wenger o Victorinox.  Ambos fabricantes toman en común algunas de las decisiones importantes y efectúan en conjunto la compra de acero para sus productos. Además han ido expandiendo su línea de productos, ampliando su gama de navajas suizas e incluyendo otros productos como relojes, cuchillos de cocina y productos de viaje como maletas o carteras.

Como identificarlas

Si queremos identificar en el mercado una navaja Victorinox y una navaja Wenger encontramos una diferencia visual importante. Estamos hablando del logotipo que muestra en las cachas de la navaja. Ambos fabricantes emplean la cruz típica de la bandera suiza como identificativo, sin embargo, las navajas y cuchillos Victorinox muestran un escudo con simetría bilateral, mientras que las navajas y cuchillos Wenger se identifican con un escudo cuadriliteral.

Navaja Victorinox

Las navajas de la marca Victorinox son realmente bellas, su estética es muy cuidada, en este sentido, podría considerarse superior a las navajas Wenger; no obstante, Wenger pone en marcha la creatividad a la hora de diseñar sus navajas, algo a tener en cuenta. De hecho, como innovaciones recientes que han tenido claro éxito entre los usuarios están: el diseño para el bloqueo de las hojas, el nuevo wrench, las cachas ergonómicas o los destapadores-desarmadores autobloqueables. Lo que queda claro es que la estética es cuestión de gustos personales.

Respecto a la longitud de las hojas, ambas fábricas han diseñado modelos que responden a las múltiples necesidades de los usuarios. En el mercado podemos encontrar modelos de navajas Wenger y Victorinox con una longitud total de 58 mm. hasta 85 mm. Referente al precio de las navajas, Wenger suele tener precios ligeramente más elevados que Victorinox, sin embargo, son precios muy competitivos. Las cachas de las navajas de Wenger son más frágiles que las navajas de Victorinox debido a que el plástico no resulta tan duradero, pero en caso de que alguna de las chachas de la navaja se viese dañada pueden conseguirse repuestos fácilmente.

Navaja Wenger

La diferencia más reseñable y que frena a algunos aficionados en la compra de navajas Wenger es la dureza de su acero lo que dificulta la tarea de afilado. Mientras que las navajas Victorinox se afilan fácilmente incluso con una chaira, las navajas Wenger son más costosas de afilar, e incluso puede resultar una tarea complicada para quienes están iniciándose en el mundo del arma blanca. Muchos usuarios muestran una opinión unánime, ante la cuestión ¿qué navaja es mejor: Victorinox o Wenger? Ambas. Cada una tiene su punto fuerte.

En definitiva podría afirmarse que la navaja que se debe utilizar está determinada en función del uso que se vaya a hacer de ella; es decir, dada la variedad de navajas en el mercado de estas dos marcas, dependiendo del trabajo que vayamos a efectuar con nuestra herramienta multipropósito precisaremos de una en concreto u otra. Por ello, cuando determinados aficionados se decantan por una de las dos marcas cuchilleras puede ser que no hicieron una buena elección y no emplearon la navaja adecuada para ese trabajo. De todos modos, cuando tengamos en la mano una navaja o cuchillo de la marca Wenger o de la marca Victorinox sabemos que ambas nos van a ofrecer calidad, tradición y eficacia.


¿Te gustó este artículo? Compártelo y sígueme en Twitter
Twitter: @chefcubiro 



Ivan

Chef de Cocina Internacional y Consultor Tecnológico. Disfruto los viajes, la naturaleza y el aire fresco, cocinar y bloggear!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *