Cómo pueden los introvertidos desarrollar habilidades de liderazgo

Las habilidades de liderazgo son muy importantes, sin importar el tipo de persona que seas. Te permiten tener una voz más valiosa en la sala de reuniones. Te hacen un mejor padre, amigo y profesor. Incluso te hacen un mejor acompañante en tiempos de gran soledad. No importa qué tipo de persona eres, todos tenemos un líder interno, y ahora es el momento de abrazarlo.





Resiste el impulso de alejarte. Sí, será una transición ligeramente incómoda. Pero aprender a ser un líder no significa que tengas que ser mandón o soez o que tengas que liderar una excursión a través de las junglas de Borneo.

Formas para desarrollar habilidades de liderazgo

El liderazgo es más un cambio en la mentalidad, y cómo ese cambio afecta tu relación con el mundo que te rodea. Aquí se presentan distintas formas de desarrollar y mejorar tus habilidades de liderazgo, sin importar qué tipo de vida lleves:

Mantén un diario

Para ser un líder eficaz, debes saber lo que piensas y para comprender el funcionamiento interno de tu mente, mantener un diario es inmensamente beneficioso. Los pensamientos y los sentimientos se vuelven más tangibles cuando están garabateados en una página. Las palabras escritas también ayudan a responsabilizarte por tus creencias.

Sigue tus intereses y pasiones

Nadie te escuchará si no tienes pasión por lo que dices. El liderazgo requiere confianza e inspiración. Concéntrate en lo que te interesa, lo que te inspira y sigue las migas de pan hacia donde inevitablemente te lleve el viaje del descubrimiento.

Lee vorazmente. Se una esponja de información y entusiasmo. Al invertir en tus propias pasiones, tu energía y emoción se irradian hacia afuera. Esa es la energía del liderazgo.

Sal afuera

El tiempo al aire libre no solo aumenta la confianza y la felicidad, sino que también aumenta las habilidades de liderazgo. Aprender a conducirte, no importa si es con un pequeño grupo de amigos, construye las cualidades que se necesitan para ser un líder fuerte.

Por ejemplo, trabaja en la toma de decisiones, la delegación, la administración del tiempo y el impulso moral haciendo un viaje de mochilero. ¡Encuentra a un amigo que sepa un poco sobre el aire libre y ve a lo desconocido para construir esa confianza en ti mismo!

Concéntrate en la comunicación

Tal vez la comunicación verbal no es tu fuerte. Prefieres escribir en lugar de pronunciar palabra alguna. Pero la  sociedad es verbal, por lo que todos deben llegar a un acuerdo con la comunicación.

Descubre cuáles son tus desafíos en el ámbito de la comunicación verbal. ¿Te dejas ver como alguien desinteresado? ¿Eres demasiado duro y crítico? ¿El pensamiento de resolución de conflictos te hace sudar las palmas de las manos? ¿Hablas en voz muy baja porque no estás seguro de lo que dices?

Toma pequeños pasos para abordar tus problemas de comunicación cotidianos. Cultivar buenas habilidades de comunicación mejorará tu carrera, tus relaciones y tu confianza.

Comprende y acepta tus puntos fuertes

Reflexiona. Es importante entender lo que funciona para ti y lo que no. Piensa en qué áreas eres más fuerte. Piensa en qué áreas puedes mejorar. Concéntrate en mejorar esas debilidades mientras encabezas cualquier empresa nueva con tus mayores fortalezas.

Establece objetivos y sal adelante

Un líder no solo tiene una idea y ya, sino que establece objetivos, hace planes, ejecuta esos planes. ¿Con qué frecuencia pones todos tus esfuerzos detrás de algo en lo que crees firmemente?

Deja que el miedo salte al asiento trasero y deja que tu alfa interior tome el volante. Deja de descartar tus ideas más descabelladas como ‘demasiado trabajo’ o ‘imposibles’. Es inspirador ver a alguien realmente tomar acción, porque muy pocos lo hacen.

Acepta las fallas

Por supuesto, no todas las empresas van a tener éxito. Pero eso está bien. No existe una sola persona en el mundo que haya tenido éxito en cada cosa que haya intentado o querido hacer.

Vas a fallar. Será un fastidio pero debes estar bien ante esto. No des un mal ejemplo rindiéndote y desistiendo definitivamente. Aprende a manejarlo de una manera productiva.

Recuerda: “No te avergüences de tus fracasos, aprende de ellos y comienza de nuevo.” (Richard Branson, https://gananci.com/frases-de-superacion/)

Se positivo y alentador hacia los demás

Incluso si no eres un gran comunicador, demuestra a los demás cuánto los aprecias. Felicita a los colegas cuando tengas éxito, incluso si sientes algo de envidia. Ofrece comentarios positivos en lugar de solo ser crítico.

Se abierto, auténtico y honesto. Inspira a todos los que te rodean. Muy pronto crearás una base sólida de confianza, creatividad y respeto mutuo a tu alrededor. Esa es una verdadera señal de liderazgo. Puedes ser el líder que siempre quisiste ser. Es solo cuestión de cambiar tu mentalidad poco a poco, un pensamiento a la vez.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 


Contenido relacionado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *