El fidget spinner, el juguete de moda que revoluciona a chicos y grandes

Un Fidget Spinner es novedoso  juguete antiestrés, hecho de plástico, acero u otros materiales, que se basa en un eje central con dos, tres o más brazos, los cuales terminan en unos aros con rodamientos.   Aunque, no hay estudios concluyentes, parece que este juguete puede ayudar a reducir la ansiedad y aumentar la capacidad de concentración. De hecho, en paises como   EE. UU. o Reino Unido estos ingeniosos dispositivos se han estado comercializado como herramientas para la ayuda de pacientes con autismo, déficit de atención, estrés, ansiedad o depresión.

El juguete del momento

El fidget spinner ya se está consolidando como el juguete del momento, y paradójicamente no se trata de un videojuego, ni de una aplicación, el Fidget Spinner es la nueva sensación infantil que despertó la fiebre entre los niños.

Su mecanismo es simple, al igual que su método: un pequeño objeto que cabe en la palma de la mano, compuesto por tres aros unidos entre sí. En el centro, otro círculo hace las veces de eje giratorio.

El juguete gira hasta alcanzar la mayor velocidad. Sus diversos colores y figuras los hacen crear atractivos efectos visuales. Incluso los hay que brillan en la oscuridad. Y como es de esperarse, poseer el fidget spinner más novedoso es motivo de popularidad en las escuelas y parques.

Un invento con más de dos décadas

Con sus efectos visuales y la habilidad que requieren para girarlos, los fidget spinners fueron pensados para relajar a los niños con problemas como autismo y TDAH. Fue inventado hace más de dos décadas por la ingeniera química Catherine Heittinger para ayudar en la concentración y aliviar el estrés de los niños con autismo o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). De hecho, las cajas de estos juguetes lo promocionan así, como un producto infantil contra el estrés y la depresión.

Sus diversos colores y figuras los hacen crear efectos visuales hipnotizantes. Incluso hay modelos que brillan en la oscuridad.

Los fidget spinners pueden ayudar, pero no a todos

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades de EEUU, el número de casos de déficit de atención creció un 43% entre 2003 y 2011, y hoy uno de cada 10 niños padece esa condición en EE.UU.

Muchos menores con estos problemas han usado los fidget spinners desde hace años, y para la doctora Amanda Gummer, una psicóloga infantil, el frenesí por estos dispositivos está ayudando a “quitarle el estigma” a un juguete para niños con necesidades adicionales.

Desde su salón de clase, la profesora Danielle Timmons (Escocia) dice que ha visto que facilitan el aprendizaje de algunos niños, siempre y cuando haya reglas: deben usarse por debajo de la mesa y fuera de la vista de los profesores y compañeros de clase.

“Si un niño va a inquietarse, va a inquietarse, no hay nada que pueda hacerse para detenerlos. Pero estos juguetes son una manera de permitirles inquietarse sin la interrupción del golpeteo de lápices o zapatos”, considera.

Su uso debe ser moderado

Los educadores están al tanto de la tendencia y reconocen que aunque haya especialistas que lo recomienden, su uso debe restringirse para mantener el orden y la disciplina. De ser algo utilizado para que los niños dejen de estar inquietos, se ha convertido entonces en un adictivo juguete de patio.


¿Te gustó este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 



Contenido relacionado:


Ivan

Chef y Consultor Tecnológico (TI). Nada como los viajes, la naturaleza, el aire fresco, los aromas de las cocinas activadas, cocinar y bloguear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *