5 comidas alemanas que no te puedes perder

Las comidas alemanas son muy famosas en todo el mundo por su riqueza en ingredientes. Generalmente, suelen ir acompañadas por lácteos. Su preparación consiste en ingredientes fijos en muchas de sus recetas, como lo son las patatas, la carne, las salsas con verduras y las ensaladas.





Aunque dependiendo del restaurant donde se coma, pueden incluirse variantes particulares de esa región o de los países cercanos. Esto se presenta, por ejemplo, en algunas localidades donde las comidas alemanas se complementan con salsas propias de Italia.

A continuación te explicaremos cuáles son esas comidas de Alemania que no te puedes perder por nada y que deben estar marcadas en tu agenda. Además, es importante destacar que muchas de estas comidas son ricas en nutrientes y en proteínas. Todos ellos deben consumirse con frecuencia un mismo día, según lo que indica Nutrición Sin Más.  Algunas comidas alemanas imperdibles son:

1.- Goulash

El goulash es una comida que no puede faltar en los restaurantes de Alemania, ni te puedes ir sin probarla. Sin embargo, no es propia de Alemania: es un plato húngaro que ha sido adoptado por varios países en los que cada uno le agrega un sabor diferente.

Es una receta que contiene carne de cerdo. La grasa de este animal es el sofrito que acompaña el plato. Sin embargo, a este le añaden crema de leche, que da la imagen de ser una salsa blanca y quita un poco el color rojo propio de la receta y por último le agregan klos, es decir, papas.

Para que realices esta receta se necesitan ingredientes como pimentón, cebolla, pimienta, azúcar, ajos, tomates, harina, agua y por supuesto, la carne de cerdo, que es lo primordial.

2.- Kartoffelsalat

El kartoffelsalsat es una ensalada de papas alemanas que se elabora con papas, vinagre de alcohol, mayonesa, mostaza, cebolla, estragón, sal y pimienta.

Básicamente, se trata de cortar las papas en trozos medianos, hervirlas con sal y vinagre. Luego procesar la cebolla con los aderezos y más vinagre. Para finalizar se van a mezclar, el estragón, la salsa ya preparadas y las papas cocidas. Frecuentemente es un plato que se acompaña con carnes.

Se encuentra mayormente en locales de comidas pequeños que están en grandes plazas o lugares turísticos. Además, se acompañan con otros platos como carnes de res o pescado. En este plato se trata de evitar el cerdo, para evadir los peligros que genera su consumo, así como la combinación exagerada de sabores. Esto no en todos lados se suele tener eso en cuenta.

3.- Kreppel

Cuando hablamos de kreppel, hacemos referencia a las tortas fritas. Es una receta que solo necesita de seis ingredientes y tiene una producción bastante rápida y para nada dificultosa.

Para prepararlo, se necesita harina, levadura, huevos, azúcar, leche o crema y aceite para freír, que puede también ser grasa de cerdo, como frecuentemente suele hacerse en muchos de los restaurantes de Alemania. Se elabora fácilmente colocando harina, azúcar y levadura en un bowl. Adicionalmente se le agregan huevos y crema de leche.

Luego de mezclar y tener una masa, debe extenderse en forma redonda y rellenarlos de lo que desees. Por último, se desprenden rectángulos de la masa y se fríen, para luego añadir un toque de azúcar.

4.- Schnitzel

Este es un plato originado en Austria, pero también muy consumido en Alemania. Básicamente es un filete empanado de ternera. Dichos filetes son de tamaños exagerados que casi siempre suelen cubrir el plato.

Asimismo, la receta puede combinarse con cualquier cosa que desees, por ejemplo, con patatas. También se puede elaborar el mismo plato, pero con otros complementos como las salsas. Sin embargo, esta variación que presenta es famosa porque se le añade salsa de champiñones y recibe un nombre especial: el Champignons Schnitzel.

5.- Haxe

El haxe es un plato infaltable y para muchos, es el más buscado en todos lados de Alemania porque hace referencia a la identidad cultural de dicho país. Es un plato que, por su composición, le da vida a la gastronomía alemana. En términos más comunes, el haxe es un codillo de cerdo el cual se acompaña con Sauerkraut que es casi como parte de esta receta.

El Sauerkraut es col fermentada y se ha hecho muy famosa entre las salsas porque puede y suele combinarse con cualquier otro plato, creando una buena fusión que termina siempre con un exquisito sabor. El haxe, además, se acompaña con ensaladas, patatas fritas y chucrut.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y sígueme en Facebook y Twitter
Facebook: cubirocom
Twitter: @chefcubiro 


Contenido relacionado:


Ivan

Chef y Consultor Desarrollo Web. Nada como los viajes, montañismo y hiking, el blogging, los aromas de las cocinas activadas, cocinar, comer... y unas cañas con buen tema de conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *