29.000 Náufragos… patitos a la deriva.

El 29 de enro de 1992 un barco que transportaba juguetes de baño desde China perdió parte de su carga en medio del océano. 29.000 patitos, tortugas y ranas de plástico llamados “Friendly Floatees” (Amigos Flotantes) cayeron de esa manera al agua para navegar a la deriva. Más tarde la trayectorias aleatorias de los patitos ayudarían a los científicos a dibujar las corrientes superficiales del mar.

Los patitos eran parte de un cargamento de juguetes para baño que fue arrancado de la cubierta de un barco por una tormenta. Los náufragos -unos 28.800 juguetes, entre patitos amarillos, hormigas rojas, ranas verdes y tortugas azules- han pasado los últimos 20 años presos de una corriente del Pacífico Norte que gira alrededor de Japón, Alaska y la Península Kodiak.

Cerca de un 2% de la carga ha tenido la suerte de recalar en alguna playa, otros más audaces llegaron a las costas Estados Unidos, América del Sur e incluso Gran Bretaña, y los más desafortunados quedaron atrapados por el hielo en el Ártico.

Pero la mayoría terminó en una gran mancha de basura plástica, de una superficie dos veces superior a Hawai, que viaja por el Pacífico Norte.

Todos los patitos han ayudado a los científicos en su intento de dibujar los mapas de las corrientes marinas de esa región y los que llegaron a la costa ofrecieron invalorable información sobre la velocidad de estas corrientes.